Didáctica integrada de las lenguas: un ejemplo catalán

Existe un debate actual sobre la enseñanza en tres lenguas, es decir, potenciar la ecuación en entorno multilingües en respuesta a las necesidades sociales de un mundo globalizado. El debate abierto en la escuela pública es una realidad, y existen ya algunas propuestas políticas para la enseñanza plurilingüe, como por ejemplo en la Comunidad Valenciana.

Los estudios más recientes y profundos en el estudio de lenguas extranjeras como lenguas vehiculares son los llamados programas de innovación de Aprendizaje Integrado de Contenido y Lengua Extranjera (AICLE). Existen numerosos organismos que siguen estas líneas de investigación. Uno de ellos es el CLIL-SI,  un equipo de investigación colaborativa entre profesores adjuntos a la Universitat Autónoma de Barcelona y que trabaja en el aprendizaje de contenidos en entornos multilingües.

Uno de los estudios más recientes e interesantes que he encontrado sobre esta materia es “Avaluació i aprenentatge en espais innovadors AICLE” (Evaluación y aprendizaje en espacios innovadores AICLE), de Elisabeth Eixarch Domènch (profesora de la Universitat Autónoma de Barcelona). El objetivo de esta investigación lo explica así:

El estudio del caso (…) surge de la necesidad de evaluar rigurosamente los programas de innovación AICLE que se llevan a cabo en algunos centros educactivos de secundaria en Cataluña. El estudio evalúa las programaciones de tres unidades didácticas AICLE de ciencias en inglés, en diferentes niveles educativos de la etapa de secundaria obligatoria (…) y presenta un análisis detallado de las actividades de enseñanza- aprendizaje y evaluación específicamente diseñadas para las aulas AICLE (…), con el bjetivo de establecer la existencia o no de una concordancia entre unas y otras, y a la vez analizar la adecuación de estas actividades para evaluar y promover el logro de dos de las ocho competencias que se definen en el Currículum de la ESO: la competencia comunicativa lingüística y audiovisual y la competencia de aprender a aprender.*

Un enfoque realmente integrado implica que exista un doble foco pedagógico: la lengua y el contenido. En este sentido, el profesor debe procurar que los alumnos comprendan, produzcan mensajes de contenido académico en la lengua vehicular. Esto implica un auténtico control de la lengua, pues si el alumno no lo hace, no se llegará al punto en que el alumno haga reflexión de su propio aprendizaje, meta máxima de la enseñanza.

Uno de los ejemplos prácticos analizados es este:

Como se puede comprobar, las actividades están programadas de una forma en la que el alumno realiza actividades sobre el contenido de una materia y en las cuales se integran la reflexión sobre la lengua (es decir, que integran la práctica de diversas competencias a la vez para reflexionar sobre el contenido teórico de una materia determinada), con la finalidad de que el alumno asuma una concepción integrada de la lengua, mediante la propia relfexión (la autoevaluación).

¿Cómo ayuda este tipo de enfoque a aprender una lengua?

Se ha dicho que para que la didáctica integrada de lengua-contenidos funcione realmente debe estar la condición de que los alumnos dominen esa lengua. Sin embargo este enfoque ayuda al alumno a aprender a dominar esa lengua: la lengua se estudia al mismo tiempo que el contenido, de forma muy diferente a los enfoques generalizados que separan el estudio del contenido del de la lengua. Es en este tipo de enfoque, donde el alumno perfecciona el control de la lengua como vehículo de comunicación, es cuando el alumno consigue controlar la lengua, porque desde esta perspectiva el alumno contextualiza su uso (reflexiona sobre su uso y lo práctica).

Este tipo de programas de integración lengua-contenido es muy interesante para la resolución de dos problemas endémicos de la educación secundaria:

–          El primero es el bajo nivel en idioma extranjero, generalmente el inglés, a pesar del número de cursos en los que el alumno estudia la lengua. La razón está en que el alumno estudia la lengua sin utilizarla, lo cual impide que reflexiones sobre su utilidad social.

–          Y el segundo, es el bajo nivel en lengua materna, castellano. Los alumnos repiten contenidos durante los cuatro cursos de la etapa secundaria y sin embargo tienen problemas de expresión y comprensión. El motivo: el estudio de la lengua se hace sin utilizar la lengua. Los ejercicios de producción escrita son muy reducidos y están mal planteados, y las actividades de comprensión se centran en el contenido concreto y no en su contexto (su relación con la realidad social). Por este motivo muchos son los alumnos de bachillerato que se expresan sin coherencia, sin elementos de cohesión y sin adecuación al contexto comunicativo dado.

En conclusión, la didáctica integrada de lengua-contenidos implica que el alumno practique la lengua y así llegue a dominarla y, sobre todo, a reflexionar sobre su propio aprendizaje porque interpreta el significado de las actividades que trabaja.

 

*En este artículo se han consultado algunas referencias bibliográficas

EIXARCH DOMÈNECH, ELISABETH. “Avaluació i aprenentatge en espais innovadors AICLE”. Bellaterra Journal of Teaching & Learning Language & Literature. Vol. 4(2), May-June 2011, (1-16). En Línea [consultado el 10 de abril de 2012].

 

Anuncios

Acerca de charonama

Proyecto de profesora de Lengua Castellana y Literatura. Objetivos: Investigar mi propia docencia e innovar en los métodos didácticos, con la finalidad de que aprender sea efectivo y una pasión siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: